lunes, 22 de septiembre de 2008

OTRAS VEREDAS PALABRERAS III


Como siempre que hago una foto de estas y la cuelgo es porque se me ocurren varias historias. Esta fue tomada en una calle de un barrio antiguo en Córdoba.

4 comentarios:

Elemento dijo...

Era una calle estrecha del barrio antiguo. No se porqué me llamó la atención aquella puerta. Me acerqué bajo un influjo misterioso. Mis manos se fueron hacia ella y acaricie la madera mientras mi vista se desviaba al cartel que colgaba de ella: No aparcar entro y salgo a cualquier hora. De repente la puerta se alejo de mis dedos, se abrio de golpe.Un humo denso salio a traves de ella que me hizo dar un paso hacia atrás para poder respirar.
Un hombre alto musculoso y con el torso descubierto surguió del humo.
-¿Quieres algo?
Si, pense, claro que si. Pero un golpe de tos producido por la nube de polvo que antes había creido humo desbloqueo mi mente.
El cuento era Aladino y la lampara maravillosa y no el albañil y la puerta misteriosa.

Juanjo Merapalabra dijo...

No es imaginación lo que te falta precisamente elemento :)

Creo que es primer cartel de este tipo que veo que no contiene la amenaza de llamar a la grúa, sino que confía en la buena fe de la gente.

Joaquin dijo...

Que me acabo de enterar que tienes un blog, pichita...

Puta madre, oiga (uso palabrotas para que los ciberfascistas filtren tu bitácora por inapropiada, juas, juas...)

No, en serio, cuenta con que a partir de ahora te leeré a pie firme lo que me queda de vida (o lo que le quede de ella a tu blog, que espero que sean muchos siglos).

Abrazotes de un ex-ewok.

Juanjo Merapalabra dijo...

Lo siento chiquitín, cuando uno es Ewook, no se sale así como así, y mucho menos el caporalem :)

Bienvenido a tu cibercasa.