martes, 1 de abril de 2008

Los cuentos del domingo II

Las dudas aquí expresadas. Las reuniones con Manolo, que compartía escenario conmigo. Los nervios de la primera vez en ese espacio. La tensión de entrar, tomar algo, y mirar al público...

Pues no, no hubo cuentos del domingo. Cuando llegamos no estaba despejado el escenario. No había mucha gente pero yo creo que unas veinte personas había. Además fueron entrando. A las ocho dijo que se suspendía (a nosotros), yo le dije que por qué no esperábamos media hora, vale de acuerdo. A las ocho y media, quizás un poco más quizás un poco menos, alguien preguntó cerca de nosotros si había cuentos y el dueño le dijo que no, que se había suspendido. Estaba lleno el local, al menos desde mi punto de vista. Nos terminamos la copa, nos pagaron la mitad (ya pactado de antemano), y nos fuimos.

Ese alguien que preguntó no venía solo, traía a su novia o a su amiga. Un narrador que tendría que contar en ese espacio se acercó para vernos contar. Al menos tres personas vinieron al espectáculo, las demás imagino que algunas sí y otras no. No había cartel en la puerta diciendo que había cuentos o algún tipo de espectáculo en el local. Aunque sí lo vi anunciado en la revista cultural alternativa "Que pasa aquí".

Yo lo veo desde el punto de vista del narrador claro:

- Si alguien viene a ver el espectáculo, aunque sea una sola persona, y no hay nadie más en el local, yo cuento, porque desde luego a esa persona que vino hay que estarle agradecida, muy agradecida. En el club del cuento, Shamán llegó a contar sólo para seis personas. Una vez en la facultad de derecho de Jerez hicimos Cuentos a juego para cuatro personas, dos de ellas mis sobrinas. Creo recordar que en Elche, en el Festival de la oralidad, contamos en la sala de la CAM para no más de diez personas. Esa gente, se merece todo el esfuerzo del narrador, merece intentar que no olvide que una vez le contaron como si fuera gente de la familia.

- En el local a las ocho y media habría unas sesenta personas. Yo, que ya digo que soy el narrador, hubiera pagado el doble por que mis clientes se llevaran una buena impresión y que esas personas supieran que allí se organizan cosas. Además si el que va al espectáculo se encuentra con que se suspende, la próxima vez a lo mejor se lo piensa a la hora de volver.

- Como narrador, no me gusta que no esté anunciado el espectáculo en el local, no me gusta sentir que invado la intimidad de los demás porque el público no sabe que habrá función. No me gusta suspender una función, yo llevo la tarea hecha a la función y espero que los demás que participan también lo hagan lo mejor que saben, y si no hay público, no soy yo quien pensó que era buena idea contar cuentos allí, yo soy sólo el que los cuenta.

-En fin, que hay mucha gente que ve cómo algunos locales están llenos con los cuentos y cree que simplemente por programarlo ya se le llenará el local. No ven que detrás de un local de actuaciones con éxito, hay un trabajo duro, no sólo del que hace la función sino de los programadores y de los dueños del local que se preocupan por los detalles.

No sé, tal vez yo lo vea desde un punto de vista equivocado, y está claro que en muchos lugares habrá que dejar de hacer lo que se pretendía, pero eso no quita que uno se sienta mal, y esa tensión de antes del encuentro con el público, se le venga a los pies.

7 comentarios:

Bea dijo...

Sr. dueño del bar del domingo:

Me parece muy mal, muy mal, que anulara la actuación de cuentacuentos del domingo por varias razones:

1.- no se puede manejar el tiempo de los narradores como si tal cosa. Si se queda con un narrador u otro artista en una actuación y al final se anula porque se considera que no hay público suficiente, la responsabilidad última es del organizador y no del contador. Con lo cual debería de pagar la contada o responsabilizarse del fracaso de falta de público. Pero este domingo no era el caso. Había público más que suficiente.

2.- No se puede manipular a los clientes como si tal cosa sólo con el fin último de sacarles dinero con las consumiciones. Si un cliente va no solo para tomarse una copa sino también para ver un espectáculo y al final se cancela sin motivo justificado. A eso se le llama PUBLICIDAD ENGAÑOSA y está penalizado por ley.

3.- El arte no debe ser comprado, violado o anulado.

4.- Estoy muy enfadada con usted.

Juanjo Merapalabra dijo...

Los hermanos Vázquez está de acuerdo con usté señorita Bea, pero los hermanos Vázquez tiene demasiada edad, y demasiados tiros dados, como para que el enfado le dure mucho, así que después de desahogarse ya no está tan cabreado, bueno ya ni siquiera está cabreado, grasias por el apoyo.

maray dijo...

no se si te servira de consuelo, pero a mí me gusta tocar. Una cierta vez, fuimos a tocar en un bar, habia unas 3 personas pagantes, lo resto eran unos 5 mozos y servientas. Pues al fin de unos minutos que tocabamos, los que trabajavan se pusieran a bailar, una vez que el dueño no se molestaria, tan vacio estava el lugar. Y nada, pero nada mismo, nos hizo más contentos do que tocar para los servientes bailaren!! De que sirve la musica se uno no se alegra con ella!!
seguí cuentando siempre, aunque sea pa una alma! Una alma es la cosa más grande del mundo :)

Juanjo Merapalabra dijo...

Gracias maray, bienvenida :)

Txapela dijo...

Que tal, compañero de faena, no me enteré de la suspensión del domingo, pero no tiene mucho sentido ¿no?, no será por público. EL día que fui con Kiko podría haber sobre 40, pero no estaba anunciado tampoco. Para mi este tema es clave.
Pero bueno te desquitaste el jueves con el trovador y compañía. Es que me hizo gracia lo del trovador. Ah y lo del filo-sofá, que como comprenderás no hace falta que te diga lo que me gusta un juego de palabras.
Homenaje.

Juanjo Merapalabra dijo...

Home señor Txapela no esperaba que se hubiera usted dado una vuelta por aquestos caminos verbales, bienvenido (sin mayúscula para que no sea nombre propio). Pues la verdad es que creo que ya lo habían decidido antes de que llegáramos, y no me explico tampoco el por qué, pero bueno, no es mi bar, ya veremos en qué mar desemboca este lío.
Y sí, tiene usté rasón, me di un homenaje en el Pay Pay, grasias por el apoyo presensiá y con sus aplauso.

Nikki dijo...

Hola! Buscando por Google "Cuentos del domingo", he visto que salía esta entrada y me he pasado a cotillear. Es así como se llama mi blog jeje Lo mio es la narrativa erótica... Si algún día quieres pasarte a echar un ojo, estas invitado. Siempre es un gustazo descubrir que hay tanta gente en este mundillo. ¡No te rindas! ¡Un beso!
http://sexymaiko.blogspot.com/