miércoles, 21 de mayo de 2008

Consecuencias del fracaso

El año pasado, creo que en julio, se celebró en el Pay Pay el concurso de cuentos por parejas Adosados. En la final del concurso, aconsejable porque es toda una fiesta del humor y la narración en vivo, un servidor quedó tercero después de un "posible tongo" que parecía preparado de antemano (el tongo digo).

Los narradores bebimos, bueno yo bebí, el resto de narradores también, aunque si como dije en un post anterior, pierdo la cuenta del cuarto al quinto, no sabría decir cuánto bebieron los otros, sólo que yo sí bebí bastante.

Alguno que me conoce sabe que no hace falta que yo beba para que me vaya olvidando cosas por donde voy. Sobre todo un bolsito que no me quiere demasiado y que ya en Madrid me dejé en una pizzería con llaves del hotel y documentación y para volver a encontrar la.... Esto es otra historia.

Cerró el Pay Pay y los sinverweb más gamberros (de gamba, italiano pierna, los que meten la pata) seguimos tomando copas y celebrando la fiesta de la palabra viva o algo así, ya digo que mi memoria en estos casos no es buena.

A eso de las cinco de la mañana habíamos cerrado otro bar y caminábamos perdiendo miembros, que se quedaban en su portal, por el casco antiguo de Cádiz. Yo era el que vivía más lejos, y justo cuando me despedía de la última pareja que había quedado conmigo, reparo en que el bolsito de los... (piiiiiiii) se había quedado en el Pay Pay, local que había cerrado unas dos horas antes, y que en el bolsito estaba todo lo necesario para entrar en mi casa.

Amablemente fui acogido por esta pareja y su sofá me abrazó con cariño hasta la mañana siguiente.

¿Qué tiene que ver todo esto con el título?

Al día siguiente, aquel que me acogió escribió un post, con foto incluída, en el blog de los sinverweb. Escrito con el humor que le caracteriza contó con otras palabras mejor elegidas lo que yo les acabo de contar. Y le puso el mismo título que yo he puesto.

¿Por qué escribo esto?

Si ustedes ponen en el buscador de google "consecuencias del fracaso" encontraran que la segunda entrada es precisamente la de sinverweb, si pinchan verán una foto mía en la que parece que estoy participando en el festival de Benidorm.

Resulta que muchas de las entradas de sinverweb es de gente de todo el mundo hispanoparlante que busca a través de google consecuencias del fracaso.

En fin, no pensaba yo que mi imagen iba a tener que ver con eso pero vaya, como no creo en premoniciones, pues tampoco la quito.

2 comentarios:

Microalgo dijo...

Yo estuve allí (en la final, no luego en las copas: recuerde que yo bebo poco), y coincido con su análisis, que fue el mismo que el de toda la concurrencia. Hay que aprender del concurso de cantautores... y poner un jurado lo más aséptico posible. O por votación del público. Cada vez que uno pague una copa, un voto. Así consumen más.

Un abrazote enorme y cuídeseme, Gorrión.

LUCIA-M dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.