lunes, 25 de mayo de 2009

Reordenando

A veces parece que uno no sabe muy bien qué hacer, qué escribir, qué camino de los pocos o del único que se le presenta elegir. O quizás es que la primavera me tiene con las neuronas flojas y sin impulso creativo. Quizás la atención a otros asuntos (¿la res publica?) me tiene ocupado el intelecto.

La verdad es que me pregunto qué le están pasando a mis minihistorias, y no lo sé muy bien. No lo sé pero no las escribo. No lo sé pero los espacios en blanco siguen ahí, y entre espacio en blanco y espacio en blanco no hay palabras.

Qué le habrá pasado al niño que quería ser perro y ladraba y se meaba en las esquinas y olía el culo de otros perros. Dónde estará el farmaceutico salido que tartamudea mirando escotes mientras despacha drogas legales. Qué estará haciendo el abuelo ese que le iba a explicar a su nieto lo que era la muerte muriendo él mismo.

En fin, que algo debe estar reordenándose en la cabeza, o las reacciones electroquímicas son diferentes, pero de momento no se me derraman las historias. Pero sigan ustedes viniendo por aquí, por si acaso.

4 comentarios:

Elemento dijo...

A eso venía yo, por si acaso...
lo mismo hasta te plagio la entrada y así voy rellenando, mientras tambien me reordeno.

maray dijo...

sigo veniendo, sí, pero no sera por acaso. Es por creer que las cosas de la cabeza son como las olas del mar: van y ven. Si no estan en un momento por aqui, es porque estan más allá, pero volveran. Como las olas, verdad?

Bea dijo...

Lo que te pasa se llama germinación de historias. Vamos, que no es por la primavera es que estás EMBARAZADO. Na más. Tan solo estás gestando ideas y cuentos.

Juanjo Merapalabra dijo...

vaya Elemento rebienvenida al blog, y gracias por pasearte por aquí :)

Quizás sea eso maray, y la marea volverá a crecer con la luna nueva. Eso espero :)

Bea, ya decía yo que esto de sentir pataditas era raro, va a ser eso que estoy embarazado de historias :)