jueves, 8 de enero de 2009

Después de un tiempo vuelvo a mojar la pluma en el tintero con el ánimo de seguir dando empujones al blog, que comience a andar.

Es para decir no.
Para decir que no me quedo callado.
Que me parece mal que maten a la gente, a esos cuya muerte vale un puñado de votos.
En Palestina los niños, los hombres, las mujeres y los débiles mueren porque se acercan las elecciones.

Lo siento. No se me da bien protestar. Y sé que la palabra es lenta para cambiar el mundo. Pero si una palabra lo creó (al principio fue el verbo), quizás también unas pocas puedan cambiarlo.

Y aunque no cambie nada, tengo que decir que no me siento parte de esas personas poco honradas que matan, que mandan matar y que callan cuando saben que eso no está bien.

No soy un héroe, pero digo que NO. No me parece bien. Y digo que eso es terror. A mi me aterrorizan las acciones de Israel.

Y también me sumo.
Un narrador ha hecho la propuesta de contar un cuento para el pueblo palestino en cada sesión de cuentos. Me sumo.

6 comentarios:

Elemento dijo...

NO.Me sumo

Sole dijo...

También me sumo.

maray dijo...

me sumo en tus angustias. Estoy harta de tanta guerra. Harta de tanto desamor.

Y tambien estoy aqui por mi nuevo hogar
http://checaribe.com

Todavia no esta nada arreglado, pero con el tiempo la cosa va.

abrazos

Microalgo dijo...

Si algo no soy es un analista político. Y a los niños a los que las bombas les caen encima probablemente tampoco lo son.

Lo que me da es asco. Dentro de unos años (si Jerusalén no vuela por los aires después de que los de Hamás le hayan comprado, por ejemplo, un par de cabezas nucleares a los desmembrados Ruskis), se darán la mano y al joputa que haya firmado los papeles de presunta tregua le darán el premio Nobel de la Paz. Y los que hayan perdido sus brazos, sus piernas, sus hijos y sus amores se quedarán igual.

En definitiva, asco.

Qué cerca estuvieron en Madrid cuando Clinton. Pero no, había que vender un poco más de pólvora.

Asco.

Rinoa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rinoa dijo...

Como alguien comenta por ahí, no puede decirse que posea vastos conocimientos en política, pero me pareció horrible lo que pasó con Palestina (aunque lleva sufriendo años, esto último ha sido ya el remate). Es como si cada vez que ETA coloca un coche bomba que causa unos daños mínimos (casi siempre), se bombardeara Euskadi, empezando por lo colegios... (aunque el caso de ETA también es punto y a parte).

Yo estuve en una manifestación a favor de la liberación del pueblo palestino, y creo que es mucha gente la que dijo NO.
¿Sabéis lo peor de todo? Que son nuestro gobierno, y el otro, y el otro... (y sobre todo EEUU, que siempre está metido en todos los "fregaos") los que proporcionan armamento a Israel. En la ofensiva de EEUU contra Iraq, el armamento iraquí era estadounidense... ¿hasta dónde va a llegar el negocio de las armas?

A mí desde luego me parece que ante todo, vendas a quien vendas, las armas sirven para matar y no debería comerciarse con ellas a la ligera (ni a la pesada, vaya).

Un saludo :D.