viernes, 4 de julio de 2008

OTRA VEZ AQUÍ

Dicen que muchos españoles no van de veraneo, dicen que la mayoría ni siquiera tiene una semana de vacaciones al año. Pues nada, mal de muchos....

Yo me consuelo pensando que tus ojos son mis vacaciones.
Es una lástima que no sean del color del mar para bañarme en ellos.
Tampoco son esmeralda para tener la sensación de estar en la selva.
Ni siquiera tienes una mirada cálida.
Aunque esa mirada fría con que recibes el pago por tus servicios
y esa sonrisa servicial de vuelva usted cuando lo desee
me dice que estas fueron otras buenas vacaciones.

3 comentarios:

Microalgo dijo...

No se me entristezca. Ya sé que no soluciona nada, pero la próxima vez que coincidamos en el Pay, su copa es mía. Y birindamos y nos ciscamos en los muertos de quien nos hace daño.

¿Hace?

Candela dijo...

Bello y triste poema, se nota Amor y desazón,
Sea lo qué sea es precio
Un saludo.

Juanjo Merapalabra dijo...

Microalgo, yo siempre acepto una copa si la compañía es o está buena, ya sabe pues que aceptaré la suya.

Gracias Candela, bienvenida al blog, y a tu cibercasa, vuelve cuando quieras.