sábado, 15 de agosto de 2009

Plagios, uso de los textos, ays...

CLON CLON CLON CLON CLON CLON CLON CLON

Hasta ahora, nunca he tenido problemas con los textos que voy poniendo aquí, en un par de ocasiones alguna persona que quiso usar alguno me lo comentó y yo, como no, encantado. Espero que todo siga así, pues no creo que mis textos sean sino los de un aprendiz con un largo camino por delante, cuyos aciertos son más fruto de la casualidad que de la conciencia y la experiencia.

Pero resulta que tengo un amigo ingenioso, avispado, con una vena humorística para la escritura que salta barreras. Sus textos, normalmente escritos en lo que podríamos definir como "gaditano", han recorrido una parte muy grande del orbe cibernético, y de aquí han pasado a radios y periódicos. Él está encantado, para eso los escribe para que la gente los lea y los disfrute, no para ganar dinero, ni fama, de hecho firma como Carlos Gallordo y poca gente sabe quién es en realidad.

A él si le copian, bastante, mucho. Uno de sus textos más famosos, Matrix en gaditano, le llegó rebotado como Matrix en argentino, cambiando lo que hubiera que cambiar, sin firma por supuesto, pero a él, lejos de enfadarse le hizo gracia y le llenó de orgullo que uno de sus hijos escrito en un lenguaje popular fuera traducido a otro lenguaje popular. Lo que le hizo menos gracia fue ver en el abc de Sevilla uno de sus textos firmado por otra persona, en contraportada y con algunas palabras cambiadas.

Normalmente, si alguien le copia y no se atribuye el texto ni pone tampoco de quien es, no suele cabrearse. Pero resulta que ha encontrado una página con al menos ocho textos suyos, y un montón de fotos suyas. Hombre, yo creo que si ponen un montón de tus textos, qué menos que te avisen o que digan de dónde los han sacado. El "autor" de la página, también está imitando su estilo en otros escritos, con lo cual crea más confusión.

No sé, no creo que sea difícil de entender que si coges algo de alguien deberías poner de quien es, y si una parte grande de tu página está basada en lo que esa persona hace, al menos decirlo.

En fin, que la cultura es de todos y para todos, pero que también deberíamos respetar un poco el trabajo de los demás, sobre todo si nos ha gustado tanto como para querer compartirlo. Creo.


3 comentarios:

Microalgo dijo...

Jooodé.

Hay periodistas a los que se les ha secado la médula... de chicos. Y viven del parasitismo.

Pues que se diga, que se diga, y que se le caiga la cara de vergüenza al implicado (si la tuviera) (la vergüenza, que la cara seguro que sí que la tiene).

En fin.

Abrazotes y buen viaje romano, oiga.

Gonzalo («Darabuc») dijo...

"Ah... Yo no sabía nada... Como estaba en el interné, pues lo he cogío..." Pues nada, cuando vea tu coche desamparadito en plena calle, me pensaré que no es de nadie, y tan amigos...

Enrique Páez dijo...

Mucho morro que le echan algunos. Del homenaje, a la intertextualidad, y de allí al plagio. De todos modos, eso sí que lo ganaría en un juicio por la propiedad intelectual, al firmar y cobrar el otro por textos ajenos documentados.
Abrazos desde Canarias, quillo.