sábado, 25 de julio de 2009

Poema del desagradecido

Vision guarani del Infierno.Grabado de J.E.Nieremberg(s. XVII)


A esas personas con las que fue inevitable aprender las peores cosas que te enseña la vida: desde el gris más tedioso al negro más profundo.

A las personas que disfrazaron las rondas de la realidad de pastillas de colores para abrirme el camino de las malas experiencias en las que se aprende mucho.

A los que me enseñaron que se puede ser malo sin complementos, por las dos caras de la misma sonrisa.

A todos esos maestros que la vida te va poniendo delante para aprender a golpes de malas experiencias.

No les agradezco que me enseñaran tan valiosas lecciones , y siempre los despreciaré.

4 comentarios:

maray dijo...

y..yo que sé...mejor a estas personas olvidarlas. Despreciar duele. Más en nosotros que en ellos, creo.

Microalgo dijo...

OLEEEE!!!

Yo también. Aún estoy esperando que ciertas personas se partan la crisma para devolverles su "así es la vida".

Cabrón que es uno, tras esta carita de bueno.

Microalgo dijo...

(No me refería al comentario de Maray, perfectamente respetable e incluso admirable, ojalá fuera yo así, pero no: el "ole" iba por su texto).

juanjo dijo...

Debe ser que la capacidad de perdonar y olvidar es un don como la fe, del que carezco.